08marzo2012
por
Hector Milla

¿El futuro de la televisión pasa por las proyecciones holográficas?

Para el futuro de la televisión quedan por resolver diferentes nuevos problemas que requieren de una fuerte y robusta innovación además de experimentación a tope. Uno de estos nuevos problemas es el 3D que requiere gafas para disfrutar de las imágenes y que complica la realización pues el exceso de imágenes impactantes pueden ocasionar dolor de cabeza al televidente.

Por ello se está experimentando con la que podríamos llamar la ‘experiencia holográfica’. Puedo señalar varios experimentos de este tipo, realizados en Japón y en los EE.UU con proyecciones holográficas como ensayos o nuevos formatos de intergración de la calidad de la proyección en el audiovisual.

Uno es el concierto de Hatsune Miku, en el 2010, una adolescente de 16 años, que mide 158 cm y pesa 48 kg y que es una una creación por sintetizador, una cantante y una voz sintética, muy popular en Japón. Si quieres saber más de ella la puedes seguirla en Facebook. La empresa Crypton Future Media realizó la holografía de Hatsune Miku y se proyectó en un concierto musical en el que sus fans pudieron verla cantar como una experiencia totalmente real. Se están realizando ya conciertos reales con Hatsune Miku en diversas ciudades importantes en el mundo.

Otro es el experimento que llevó a cabo la CNN, en el 2008, durante la campaña electoral presidencial en los EE.UU. En el plató de la CNN apareció una periodista corresponsal de la CNN proyectada holográficamente en el mismo plató de la CNN. Se la conoce como la primera experiencia holográfica realizada en el mundo.
CNN hologram

Actuamente hay hasta tres proyectos en marcha en torno a estas ideas primigenias en EE.UU, en la Universidad de Arizona, Japón y en Europa. Una de ellas es en Bégica, en el IMEC el Instituto de Investigación de Louvain. Aquí se está trabajando sobre una idea revolucionaria. El televisor, según el IMEC, ya no se comportará como un receptor de imágenes pixeladas sino que estos pixels se proyectarán convertidos en millones de puntos luminosos delante del espectador. Los pixels se convertirán en ‘voxels’ que formarán una parte pequeña de la imagen suspendida en el aire.

De manera que, siguiendo este principio, las imágenes serán percibidas como objetos reales. Una diferencia fundamental con respecto al 3D y una experiencia superior, inmersiva y muy cerca de la naturalidad de nuestra percepción. Asimismo, ante una realidad proyectada, el televidente deja de ser un espectador fijado en un espacio físico y en una actitud contemplativa. Dice el IMEC que el espectador podrá moverse libremente delante de la imagen proyectada.

Más acerca del proyecto del IMEC en L’Express.

añadir comentario