29septiembre2011
por
Hector Milla

Seis webs que debes conocer si quieres editar tus propios vídeos (en la nube)

Editar online en la nube y de forma colaborativa y de forma fácil e intuitiva es el reto. ¿Ejemplos? ¿Casos de éxito?  Voy a hacer una lista de los que conozco y que os pueden dar una idea de la madurez que está alcanzando este nicho del vídeo online: los editores de video en la nube.
 

Primero recordar a un pionero llamado Jumpcut, la primera plataforma de edición de vídeo online nacida en el 2006. Una maravilla para aquella época. Permitía incorporar, a la línea de tiempo, fotos desde nuestra cuenta en Flickr y secuencias de vídeo. Una herramienta en la web muy sencilla de usar. Jumpcut fue adquirida por Yahoo y posteriormente desapareció en el 2009.

Otro pionero fue una plataforma desarrollada por Brightcove en los inicios del 2007. Lo mismo con Eyespot que proponía edición de vídeo en el 2006 y cerró en el 2008. Y no olvido a MotionBox, otro de los pioneros del 2006 que resistió hasta hace poco tiempo atrás. Todos estos sitios están cerrados, fueron abandonados por los usuarios de la época.

En estos años se ha expandido la banda ancha y su capacidad de transmisión de datos es suficiente como para llevar actividades intensas online; en estos años se ha expandido la masa de usuarios que disponen de una cámara compacta o un teléfono móvil con cámara de vídeo; y el vídeo online es maduro y masivo, no solamente reúne a los profesionales del audiovisual sino que se ha generalizado a todos los sectores de la producción humana. Todo el mundo quiere hacer vídeo y todo el mundo puede hacerlo, las diferencias de calidad están en el talento de quien lo haga y en la capacidad de innovar en los formatos.
 
Hoy nuevamente aparece esta tendencia en un entorno totalmente diferente. Hoy tenemos muchas nuevas opciones que han aprendido del recorrido de los pioneros.
 
1. La plataforma MakeTV que permite crear un estudio de televisión para realizar una emisión en directo desde diversas fuentes, editándolas y realizándolas en tiempo real. Una maravilla de desarrollo fabricado en Alemania. Disponen de cuentas de pago que son verdaderamente útiles para los profesionales de la televisión que quieran trabajar online.
 
2. La plataforma Forbidden, desde el Reino Unido, que propone un completo estudio de edición en la nube para profesionales. En alianza con Brightcove proponen servicios a medida para los usuarios profesionales del ahora VideoCloud (antes Brightcove) de forma que sus competencias son altamente personalizables.
 
3. La plataforma MovieMasher, una de las propuestas más disruptivas pues es la única que se presenta en Open Source. MovieMasher, desarrollado por el estadounidense Doug Anarino, es un software que puedes descargar e instalar en un servidor propio para dar servicios de edición de vídeo a tus usuarios, llegando, si tienes los recursos adecuados, a personalizar la experiencia de edición de vídeo.
 
4. WeVideo, una plataforma de edición de vídeo colaborativa y en la nube que permite a sus usuarios editar de forma que otros puedan intervenir en la edición de vídeo. WeVideo permite subir vídeo, cortar secuencias, añadir música de una librería con derechos de emisión, agregar efectos de sonido y transiciones de vídeo fácilmente. Todo en la nube integrado con las redes sociales y con YouTube y Vimeo. Esta pensado más para el usuario aficionado que quiere trabajar en colaboración con otros un proyecto audiovisual. Lo mejor es que es un servicio gratuito, con restricciones, y con ofertas de pago asequibles. (Vídeo en el comienzo del post).
 
5. Otra plataforma es Magisto que se presenta como una plataforma de edición de vídeo automática online. Es genial el planteamiento. Tu subes un vídeo largo, de esos vídeos de conferencias o de secuencias interminables. Magisto lo edita de forma automática y te lo devuelve editado con las secuencias de valor. En 30 minutos recibes un aviso por mail de que tu vídeo ya está editado y listo para ver con tus amigos. Un servicio además gratuito e integrado con Facebook para facilitar su distribución.


 

6. Finalmente debo mencionar nada menos que a YouTube que ha decidido competir en este nicho de mercado del vídeo online. YouTube permite editar tus propios vídeos y publicarlos en la plataforma. Lo mejor es que YouTube te permite editar un video después de subirlo a su plataforma guardando su propia URL y los comentarios que ya tenga el vídeo. Es decir que subimos un vídeo y podemos modificarlo o editarlo en cualquier momento. Así se puede recortar un vídeo que sea demasiado largo, o corregir errores, incluso ajustar valores como el contraste o aplicar filtros al vídeo.
 
Todos estos recursos son en realidad poco conocidos en España, precisamente por ello he creído necesario reseñarlo y compartirlo. Finalmente insistir en que vamos hacia ello, aplicar inteligencia en la cadena de captura, edición, y distribución del vídeo online.

La tendencia es clara: esta actividad se traslada a la nube, a la ubicuidad de los procesos y los contenidos.

añadir comentario